BUSCANDO EL MAPA DEL TESORO II

por JMMartin Correo electrónico

En el artículo anterior “Buscando el arca del tesoro I” nos planteábamos finalmente: ¿Cómo podríamos definir el modelo de liderazgo que es más aconsejable para un sistema, en un momento determinado?

Numerosos autores nos relatan continuamente ejemplos de empresas cuyos líderes fracasaron pensando que podían resolver los problemas de la organización mediante nuevas tecnologías, nuevas estructuras…, cuando en realidad, en lo profundo de la organización, sus problemas “eran humanos”.

Continuación:

Otros, asumieron retos importantes, y aplicaron otros enfoques relacionados con sistemas de aprendizaje, emprendizaje, incluso proyectos relacionados con el desarrollo de escenarios de desaprendizaje, que permitieran la eliminación de hábitos defensivos, aplicando metodologías consistentes en no generación de conflictos: las partes acordaban explorar mutuamente los supuestos en los que basaban sus puntos de vista, de forma que se creaban escenarios en los que las personas aprendían a expresar lo que pensaban y sentían, permitiéndoles comprender los sentimientos y supuestos ocultos, que podían crear resentimientos inexplicables y desconcertantes bloqueos.

Como ejemplo, los dos párrafos anteriores nos marcan dos modelos diferenciados de Liderazgo, uno basado en desarrollo de estructuras y otro basado en desarrollo de personas.

Si realizamos un análisis de lo que entendemos que es una organización, al final nos encontramos con un entorno en el que una serie de personas trabajan juntas, y son estás y únicamente ellas las que definen la dinámica de desarrollo de la organización.
Estas se convierten realmente en redes de participación. Sistemas en los que conviven trabajadores del conocimiento, trabajadores que se interrelacionan, que toman decisiones, que se comunican…, y que generan, a su vez, nuevos subsistemas.

La clave del crecimiento, parece ser por tanto, generar crecimiento colectivo, desde la individualidad, por lo que se deberá potenciar la dinamización de escenarios generadores de entusiasmo y compromiso, dos cualidades que las organizaciones pueden conseguir, pero no imponer. “Solamente los trabajadores que deciden participar, los que se comprometen voluntariamente con el resto de la organización, pueden crear una compañía exitosa”,

En este contexto ¿Que competencias serán necesarias desarrollar?

Deberán disponer de capacidad para resolver problemas
Deberán ser capaces de entablar relaciones laborales sólidas, practicando la empatía, la asertividad, la humildad, la confianza…
Deberán ser proactivas, por tanto independientes, emprendedoras e imaginativas
Deberán desarrollar habilidades sociales, trasmitiendo sinceridad, buen humor, actitudes positivas…

¿Como será el modelo de Liderazgo, que en un entorno determinado, liderara personas como estas, con estas capacidades y habilidades?

Dirección para referencias de este mensaje

URL para Referencias (pinche con el botón derecho y copie la dirección del enlace)

Reacciones esperando moderación

Este mensaje tiene 20291 reacciones esperando moderación...

Dejar un comentario


Su dirección de correo no será mostrada en este sitio.

Su URL será mostrada.
PobreExcelente
(Los saltos de línea serán <br />)
(Nombre, correo y página web)
(Permitir a los usuarios contactarle a través de un formulario de mensajes (su correo no será mostrado.))