Etiquetas: capital intelectual

DE LA GUERRA POR EL TALENTO A LA GUERRA POR EL COMPROMISO

por JMMartin Correo electrónico

El director de Recursos Humanos siempre ha sido considerado un directivo de segunda fila, muy por debajo en importancia del director de operaciones o del financiero, y la crisis no ha hecho más que profundizar en este camino. Hoy, en la mayoría de las empresas, el director de personal es el encargado de despedir trabajadores, de procurar que no haya fricciones causadas por los que se quedan y de intentar que éstos rindan lo máximo posible.

Hace tres años, cuando la guerra por el talento estaba de moda y cuando se pensaba que el valor de las empresas estaba en las manos de la capacidad de quien trabajaba para ellas, parecía que el director de RRHH tendría una oportunidad de adquirir una posición estratégica en el seno de las compañías, en tanto pieza clave para atraer, cuidar y conservar a los empleados más valiosos. Hoy, con un paro creciente y abundancia de mano de obra preparada deseando encontrar trabajo (o no perderlo), la importancia de los gestores de personal parece decreciente. Otros toman las decisiones y ellos las llevan a efecto,

¡Leer más! »